Victor M -
Opción perfecta para visitar Marrakech - 1 dic 2018
Desde antes de llegar todo perfecto.Patrick muy atento en la comunicación por correo. Llegamos a la una de la mañana y ¡nos dieron de cenar!El personal encantador, el desayuno magnífico.Durante la estancia Laurent siempre atento. Te explican lo que te haga falta. El Riad precioso.Las habitaciones limpias. Las camas cómodas...Lo recomiendo sin duda. Muchas gracias por todo!« menos

   elenagrub -
Un poco alejado - 8 oct 2018
Es un riad muy bonito. Consta de una gran terraza, pero la piscina no es muy grande ni está al aire libre. Todo el personal es muy amable y los desayunos son variados y típicos de la zona. A pesar de estar alejado no me he sentido insegura en ningín momento.« menos

   josemarinasamragnar - Cambrils, España
Con encanto pero alejado - 4 sep 2018
Un Riad con muchos detalles, muy bonito y limpio, pero algo alejado para ir a pie al centro de la medina y la plaza. Las calles parecen algo turbias por la noche asi que mejor pillar un taxi. La habitación es muy bonita y limpia, el desayuno esta muy bien, y el dueño es muy atento, el primer dia nos llevó a la zona de taxis y nos explicó como llegar al riad, es una persona de diez.El riad es muy tranquilo y su terraza tiene mucho encanto.« menos

   Tzaneando -
Ambiente excelente - 19 feb 2017
El ambiente es estupendo. La gente que lleva el Riad es atenta, se preocupa y se interesa tanto por tu estancia dentro del Riad como en la ciudad. Es un lugar precioso, súper limpio y la comida es espectacular. Recomiendo cenar alguna noche allí. La temperatura dentro siempre es fresca, lo que se agradece en el pleno verano de Marruecos. Muy recomendable. Lo único es que está a unos 15 minutos de la plaza y si no tienes mucho sentido la orientación puede resultar algo complicado encontrar el camino la primera vez que vuelves por las laberínticas calles de Marrakech.« menos

   GemmaSebas - Nairobi, Kenia
Precioso Riad en zona local y tranquila de la Medina - 11 dic 2016
La Medina de Marrakech no es solo la plaza Jemaa El-Fna o el Zoco, frecuentada por turistas y transeúntes. La Medina esconde rincones encantadores y llenos de historia, tranquilos y humildes, mágicos y seguros como es el caso de los alrededores del Riad Lapis-Lazuli. Y vale mucho la pena conocerlos! Este pequeño Riad de solamente 5 habitaciones está regentado por dos franceses encantadores que llevan 11 años afincados en Marrakech, muy atentos con los clientes y con la ayuda de Said, el chico marroquí que está por las noches, hacen un equipo muy amable y simpático. Las habitaciones están decoradas con muchísimo gusto y todo el establecimiento te sumerge en atmósferas marroquíes. Además, está todo absolutamente impoluto y los espacios comunes invitan a sentarse y compartir experiencias con los demás visitantes o los propietarios, siempre dispuestos a compartir información útil para el viajero. Además, el primer día te acompañan por la Medina hasta la plaza central, y si lo requieres, te llevan a una oficina de cambio que hacen un buen cambio... Te darán muy buenos consejos para comprar, y si eres una persona curiosa con la cultura local, son un pozo de conocimiento que te será muy útil a la hora de comprender las calles que pisas...El ambiente familiar y sosegado de este alojamiento lo hace ideal para reposos de fin de semana o para estancias largas. La Medina es un lugar absolutamente seguro. La gente es muy respetuosa, y andar por sus callejuelas, incluso de noche, es menos peligroso que andar por cualquier ciudad europea. No tengáis miedo y pasead, tanto de noche como de día, las calles son un museo público para experimentar la sociedad y la cultura marroquíes. Una vez de vuelta de tu ajetreo como turista, en el Riad te harán sentir como en casa y su servicio de comidas es espectacular (Patrick es un cocinero excelente!). No te pierdas su tajín de pollo al limón! Y durante el desayuno, las mermeladas artesanas elaboradas por ellos te pondrán la miel en la boca a primera hora de la mañana... La relación calidad-precio de este sitio es espectacular. Vamos a repetir, seguro!« menos